Transformación digital y entorno social

Alina Cordonero/Gerente General Amazing Group

La transformación digital es un tema que tomó mayor auge a raíz de la pandemia, luego que las personas y empresas buscaran alternativas de comunicación digital, no solo para reforzar la relación con los clientes, sino también en su entorno para lograr impacto importante.

Este tema se ha abordado desde años atrás, pero le llamábamos la revolución 4.0, la automatización, el BigData, el Internet de las cosas, la conectividad, trabajar la nube, sin embargo, hoy en día la transformación digital involucra talento humano y su cultura organizacional. Recuerdo que en Nicaragua, por el año 2014, aproximadamente, lo que más impacto tuvo fue el marketing digital,  contar con un sitio web, plataformas digitales con redes sociales integradas, herramientas que no son transformación digital, pero sí parte de la solución, sin embargo, aún no son accesibles para la mayoría. Para muchas pymes sigue siendo un sueño contar con su casita en la nube, así lo defino porque es la realidad y hay que tener empatía cuando hablamos de temas como este y estar conscientes de la profunda necesidad que existe en nuestra realidad.

Me pregunto ¿Cuántas empresas (pymes, micro, medianas) en nuestro territorio nacional conocen de estos temas y, sobre todo, cuántos tenemos una casita en la nube? Pero, no todo es negro, la transformación digital es más fácil adecuarla para modelos de negocios pequeños, he aquí una oportunidad para que nuestro país pueda salir adelante, busquemos crear una economía digital, una nueva forma de producir y consumir. Claro está que debe ser una estrategia de país para desarrollar este tipo de iniciativas.

En temas de educación y el acceso a la tecnología, la pandemia nos dejó al descubierto, se muestra la gran diferencia por estratos sociales, niños y jóvenes que no pueden acceder a un ordenador y mucho menos poder conectarse a internet.

Hablemos del entorno:

Local

Según la Cámara Nicaragüense de Internet y Técnología (CANITEL), durante 2018,  el 80% de los nicaragüense usamos el internet para las redes sociales y solo el 11% en contenido educativo, obviamente esto debe haber cambiado por la pandemia.

Mundial

Hoy en día, la tasa de tráfico superó los 9 terabits por segundo a nivel mundial, según  DECIX (plataforma líder a nivel mundial de puntos de intercambio de internet). En el gráfico podemos ver la diferencia incremental como resultado de la pandemia, y por ende analizar el tráfico por segundo promedio en el 2018, 2019 y los primeros meses de 2020.

Recordemos que en la Asamblea General de las Naciones Unidas se ha declarado el acceso universal al internet. “La única y cambiante naturaleza de internet no sólo permite a los individuos ejercer su derecho de opinión y expresión, sino que también forma parte de sus derechos humanos y promueve el progreso de la sociedad en su conjunto”. – Relator Especial de la ONU, Frank La Rue – 1ro de junio 2011. (Fuente: http://www.oas.org/es/cidh/expresion/showarticle.asp?artID=849&lID=2)

Regional

Miremos hacia la región,  “CentralAmericData” estima que la mayoría de usuarios están en el rango de 12 a 40 años en la región y esto representa el 62% de la población que accede. Del total de usuarios, cerca del 50% se conecta a Internet utilizando un celular, mientras que el restante porcentaje de la población lo hace mediante computadoras y otros dispositivos.

Los países que sobresalen por tener acceso al Internet en sus hogares son: Costa Rica con el 77% del total de los hogares, seguido de Panamá 67% y Honduras con 31%.

Nahima Día Flores, de  TELCOR, define que en Nicaragua el número de conexiones a Internet móvil ascendió a 3.3 millones, lo que significa casi 700,000 más que al cierre de 2019 y el 56 por ciento del total de líneas celulares en funcionamiento. A la fecha, los usuarios de telefonía móvil son 5.96 millones, un ligero incremento con respecto al 2019 y, con respecto a las conexiones fijas, se reportó un crecimiento del 9.4 por ciento. (Fuente: el 19digital – TELCOR)

El incremento se justifica a los trabajos remotos desde el hogar y las clases virtuales de un segmento en específico, en general a nivel mundial se reporta mayor consumo. Analizando el entorno en cuanto a nuestro sistema educativo, el acceso a las pymes a la conectividad, conocimento o manejo de herramientas tecnológicas y la capacidad de estas pymes por adquirirlas, tenemos un camino extenso por recorrer.

Además