Startups comprometidas con el medio ambiente

La Botica Verde, en Antigua Guatemala, apoya a los pequeños y medianos productores para que lleguen al mercado local y sean remunerados justamente por la calidad de sus productos

La Botica Verde Michelle Berkowi es una emprendedora en constante crecimiento, amante de los productos orgánicos, la naturaleza y una comprometida con el ecosistema. Su negocio es La Botica Verde.

Texto y fotos: José Eduardo Bolaños

Michelle Berkowi es una emprendedora en constante crecimiento, amante de los productos orgánicos, la naturaleza y una comprometida con el ecosistema. Su negocio es La Botica Verde.

El Internet ha avanzado rápidamente que está volviendo innecesaria la compra de una oficina o el alquiler de un local al momento de manejar cualquier negocio. Michelle es una persona que aprovecha las facilidades de dicha herramienta, ya que dirige su empresa desde el centro de acopio de La Botica, en la Antigua Guatemala.

“Es más ecológico hacer negocios por Internet. El propósito de la tienda en línea es brindar una paz mental al garantizar la entrega de tus alimentos desde la comodidad de tu casa; frescos productos que no dañan tu salud, ni la de los productores y, muchos menos, el medio ambiente”, mencionó Berkowi.

Además, ella objeta el sistema de venta de los mercados municipales, por considerar que una parte de la mercadería termina desperdiciada, tiene precios de explotación y genera desechos plásticos que dañan al medio ambiente.

Forbes, en su artículo “Negocios Online”, expone que las mayores ventajas de manejar un negocio en línea son la flexibilidad geográfica y el ahorro económico.

El centro de acopio cuenta con más de 100 alimentos orgánicos, incluyendo frutas, verduras, carnes, lácteos, hongos, hierbas y granos de diferentes partes del área rural del país.

“Lo que realmente hacemos es agroecología. La sana alimentación empieza desde los nutrientes que genera la tierra, las plantas lo absorben y luego los ingerimos. La finalidad de la agroecología es regresar la fertilidad de los suelos, para que los nutrientes se transfieran a nuestros alimentos”, afirma Berkowi.

Según el sitio Los Andes, en su artículo “Los 10 beneficios de los alimentos orgánicos”, los productos provenientes de la agroecología llegan a ser más nutritivos que el resto de alimentos, ya que tienen niveles más altos de vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono. Asimismo, amortiguan el calentamiento global y conserva la biodiversidad en las áreas cultivadas.

 “Primero, las personas solicitan los productos que desean; luego, se les compra a los productores. Se realiza porque, en el sistema de agricultura convencional, los productores asumen un riesgo al tener que vender cualquier artículo antes que caduque o lo rematan en algún mercado, y eso ya es parte de una explotación. Es un método con muy poca pérdida, un sistema cíclico ordenado y en donde se rehúsa todo producto natural”, explica Berkowi.

Un reportaje de BBC mundo indica que generación de basura por persona es de 0.87 kg al día. Dicha cifra supera el promedio mundial establecido de 0.74 kg.

El negocio ha adquirido un compromiso local al apoyar a pequeños y medianos productores, para que lleguen al mercado local y sean remunerados justamente por la calidad del fruto que cosechan y trabajan.

Cabe recordar que, del 100% de la población económicamente activa, el 32.7% se dedica a la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca. Esto, según el último estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el 2018.

“Nosotros brindamos nutrición a las familias; conservamos la biodiversidad al no extraer y destruir el hábitat de la diferente flora y fauna; creamos un ecosistema en donde todos los seres vivos estén en armonía. Nuestro compromiso principal es con el planeta, un plan cero basura y con procesos más naturales que contribuya con una vida más sana para todos”, culminó Berkowi.

Además