Prepararán a emprendedoras para que ganen autonomía económica

lula504 from Pixabay Imagen tomada de lula504 from Pixabay

La región de El Trifinio es la zona base donde se prepara a un grupo de expertos de los centros de atención de la micro, pequeña y mediana empresa, para ejecutar programas que ayuden a las mujeres emprendedoras a alcanzar autonomía económica.

Con este piloto, el Centro Regional de Promoción de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENPROMYPE) identifica metodologías para transferir al resto de centros de atención MIPYME de Centroamérica, sobre enfoques de género, transversalización del proyecto, así como capacitación de equipos con sistemas de información geo referenciada.

Ada Méndez Narváez, coordinadora del área de “empresarialidad femenina” de CENPROMYPE, informó que se busca que los equipos capacitados se conviertan en agentes multiplicadores que preparen a más profesionales de los centros de atención MIPYMES locales o regionales.

La geo referencia  de los negocios de las mujeres emprendedoras impactados en este piloto de la zona del Trifinio será clave para regionalizar la experiencia y transferirla al resto de centros de atención MIPYMES de Centroamérica, indicó.

Una de las metodologías a implementar es la conocida como “enlaces”, con la cual se identifican las empresas de mujeres que pueden ser vinculadas con otros emprendimientos, con el objeto de encadenar sus esfuerzos, servicios y productos a la hora de mejorar las ventas.

“Si este método funciona, será replicado en la región”, señaló Méndez Narváez.

La región del Trifinio comprende aproximadamente 7,541 kilómetros cuadrados, de los cuales el 44.7% corresponden a Guatemala, el 15.3% a El Salvador y el 40% a Honduras.

Autonomía económica y la importancia de las MIPYMES en la región

Este programa es parte de un  entendimiento entre CENPROMYPE y ONU Mujeres, cuyo objetivo es promover que empresarias y emprendedoras mejoren el comportamiento de las ventas de sus negocios, obtengan más oportunidades de financiamiento y de mercado, así como conectarse con sus similares de la región SICA.

Dentro de la AGENDA REGIONAL MIPYME, la “empresarialidad femenina” busca desarrollar un instrumento de política regional que fomente el goce pleno de los derechos económicos de las mujeres emprendedoras y empresarias, entre ellos, la autonomía económica, entendida ésta como la capacidad de las mujeres de ser proveedoras de su propio sustento, así como del de las personas que de ellas dependen, y decidir la mejor forma de hacerlo.

La importancia económica de las MIPYMES en los países de la región SICA reside en el peso que tiene sobre el tejido empresarial de éstos, así como en la generación empleo y contribución al Producto Interno Bruto. Se estima que el 95% de las empresas de Centroamérica son MIPYMES, las cuales generan 54% del empleo y aportan un 34% a la producción total de la región, según datos oficiales.

Las estadísticas en la Región SICA muestran que el porcentaje más alto de empresas administradas por mujeres se encuentra en El Salvador con más del 64%, seguido por Panamá con más del 57%, un 55% en Nicaragua y en República Dominicana, alrededor del 45%. Esta tendencia es similar en los demás países de la región. Sin embargo, la participación de las mujeres está concentrada mayoritariamente en la microempresa o en los negocios de subsistencia.

El programa de” empresarialidad femenina” beneficia a ocho países de la región SICA: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Las acciones van dirigidas a instituciones nacionales rectoras del tema MIPYME y centros u oficinas de atención a la MIPYME de los países beneficiarios. La población objetivo final es mujeres emprendedoras y empresarias del segmento de la micro, pequeña y mediana empresa (MIPYME) de la región.

(Imagen de portada tomada de lula504 from Pixabay )

Además