Financiamiento, el principal reto de las MIPYMES dominicanas

El Centro MIPYMES de la Universidad ISA identificó negocios potenciales para ser franquiciados y que estaban restringidos para adquirir nuevas capacidades y desarrollarse

Foto de Riccardo Annandale en Unsplash

Aunque tienen claro de hacia dónde quieren ir, el principal reto que tienen los micro y pequeñas empresas (MIPYMES) pasa por las dificultades para acceder al financiamiento que les permitirá crecer, expandirse, generar nuevo ingresos y fuente de empleo.

Por ejemplo, el hermanamiento entre el Centro MIPYMES de la Universidad ISA, en la ciudad de Santiago de los Caballeros Guzmán, República Dominicana, y el Centro de Desarrollo Empresarial para la MIPYME (CDE MIPYME) para la región del Golfo de Fonseca, Honduras, identificó a 10 negocios con el potencial de ser franquiciados que no cumplían los requisitos para acceder al financiamiento.

Según el director del Centro MIPYMES, Edwin Reyes, “tienen una buena oportunidad para la expansión del negocio pero normalmente son MIPYMES que no cuentan con el apoyo financiero. Es difícil realizarlos ya que no cuentan con las condiciones necesarias”.

Sin embargo, la transferencia de conocimiento por parte del CDE MIPYME Golfo de Fonseca fue clave para el Centro dominicano encontrara la forma de minimizar las limitantes de inversión por medio del fortalecimiento de distintas capacidades.

Así, se hizo el levantamiento de información sobre la ubicación de 60 camiones de comida, Foodtrucks, y 22 restaurantes interesados en ser franquiciados, 17 recibieron capacitaciones teórico-prácticas en aspectos como planificación estratégica, buenas prácticas de higiene y producto, normalización, preparación de manuales de procedimientos y creación de un protocolo de servicio al cliente, por un valor aproximado de US$4,0000.

La complejidad de franquiciarse

Aunque el franquiciamiento representa una oportunidad para los dueños de negocios, se trata de un proceso requiere tiempo para organizarse e implica nuevas inversiones. Por ello, una de las consideraciones es que los beneficiarios también realicen un aporte mínimo para aliviar la carga financiera

Asimismo, el Centro MIPYMES asigna a un asesor para dar seguimiento a la adopción del modelo porque muchos empresarios han encontrado dificultades para comprenderlo o se resisten a incorporarlo en su totalidad.

Según Cindy Cristóbal, directora de Extensión y Proyectos en la Universidad ISA, algunos de los interesados, si bien son anuentes a una parte del proceso, rechazan la ayuda de un asesor en la gestión de la franquicia.

“Estamos en el proceso de validar con el Ministerio de Industria Comercio y MiPymes (MICM) cómo vamos a terminar la articulación del servicio, este es el único centro que brinda los servicios de franquiciamiento”, indicó Cristóbal.

En otro aspectos, el programa de hermanamientos ha permitido el intercambio de experiencias comerciales entre empresarios dominicanos y guatemaltecos, en los que ha participado la Cámara de Comercio de Guatemala.

En conjunto, los intercambios de experiencias entre los dominicano, hondureño y guatemalteco ha creado una red de trabajo sobre el aprendizaje, adquisición de fortalezas, cohesión de acciones, así como la exploración de nuevas oportunidades.

Según Reyes, el aprendizaje de la autonomía con que opera el CDE MIPYME Golfo de Fonseca ha servido para repensar el enfoque estratégico del Centro MIPYMES y el abordaje de los clientes. De igual manera, fortalecer aspectos de sostenibilidad financiera, tal como lo hace el CDE MIPYME Golfo de Fonseca y la cadena de valor.

“Ha habido una mejora significativa en la visión del centro que se enriqueció con la visión de los otros centros, nos ha permitido acceder a un aprendizaje diferente, además ha habido un cambio en los asesores y en las personas que están beneficiándose del centro”.

5 franquiciamientos

El Centro MIPYMES de la Universidad ISA prevé trabajar con cinco franquiciamientos el primer año, aspecto que aún está en definición con el MICM

Además