Emprendedora convierte la comida en negocio sano e internacional

Historia de éxito del programa Empresarialidad Femenina

Lidia Esther Díaz Suero no se imaginó que de su cocina iba a nacer la receta que le cambió la vida. Un lunes, sus recetas para las empanadas y las croquetas fueron colocadas por primera vez en un dispensador de supermercado donde para su sorpresa se vendieron casi de inmediato y al siguiente día recibieron la llamada de su cliente solicitando más productos. El caso se repitió de la misma forma día tras día, durante una semana. Los platillos de Lidia se convirtieron en lo más demandado de los comestibles preparados, sin un pizca de carne, ni de pollo. De esa forma nació en República Dominicana Plant Powered que ahora se prepara para convertirse en un exportador de comida típica dominicana y latinoamericana.

“Nuestros productos los comen personas que van haciendo cambios en sus hábitos saludables y además asumiendo compromisos con el medio ambiente del planeta”, expone Lidia, al explicar que la base de éxito de sus platillos está en el uso de ingredientes naturales, sin sacrificar animales. Entre su oferta de productos finales están la carne de pollo vegetal, hamburguesas vegetales, carne de res vegetal en formato congelado y preparaciones listas para comer como quipes, sancocho, o croquetas, tamales, pastelones, kipes, así como empanadas versión queso mozzarella, a base de harina de yuca.

“Dentro de cinco años, queremos llevar la gastronomía latinoamericana al mundo en una versión sostenible, porque trabajamos para hacer negocio de baja huella ecológica,  ser una empresa  sostenible, manejada de manera integral, transparente y de alto impacto positivo a la comunidad y al planeta”, concretó Lidia.

Plant Powered ha sido parte de las empresas lideradas por mujeres emprendedoras que se ha convertido en un caso de éxito del fondo SICA EMPRENDE, Empresarialidad Femenina, en su modalidad “matching grant”,  un mecanismo de promoción de inversión privada dirigido a emprendimientos liderados por mujeres, informó Margarita Zaldaña, coordinadora del área de mejora del entorno financiero de CENPROMYPE.

Inversión basada en crecimiento

La propietaria de Plant Powered ha trazado sus planes de crecimiento para llevar sus platillos al mercado internacional, comenzando en el estadounidense, donde la demanda por el consumo de este tipo de alimentos basados en plantas llega a los 200 millones de dólares, mientras a nivel mundial, la cifra es aún mayor, debido a que los usuarios buscan bienes y servicios que no dañen su salud y tampoco al planeta. “Producir un kilo de proteína animal toma 10 mil litros de agua, mientras que un kilo de soya solo necesita 2 mil litros”, comparó.

Plant Powered decidió conseguir inversión para sus planes y proyecciones de crecimiento y exportación, aplicando al fondo SICA EMPRENDE, Empresarialidad Femenina, donde fue seleccionada junto a otras tres empresas lideradas por mujeres, para recibir 200 mil dólares en conjunto, de los cuales $100 mil son fondos no reembolsable entregados por CENPROMYPE,  con la cooperación del Gran Ducado de Luxembugo, mientras los otros $100 mil provienen de  empresarios inversionistas, a través del fondo SICA EMPRENDE, Empresarialidad Femenina, en su modalidad “matching grant”.

Con esta inyección de capital, Lidia se prepara para que Plant Powered exporte a partir de enero del 2021. La inversión será destinada a la compra de equipos para aumentar su capacidad de producción instalada. Será capaz de producir 120 mil unidades mensuales, cuando a nivel manual le tomaba elaborar 200 tamales por día. Con la maquinaria nueva, dijo, ahorrará el trabajo de tres años arduos para todos sus colaboradores, tiempo que aprovechará para preparar la demanda de compradores mexicanos, estadounidenses, surafricanos e incluso europeos. Actualmente, Lidia y el equipo de colaboradores de Plant Powered abastecen 48 puntos de distribución en Dominicana, para suplir a la red de supermercados a nivel nacional, incluyendo cadenas especializadas, restaurantes, hoteles y tiendas “food service”.

“Hemos tenido un salto cuántico al ser beneficiados por este fondo de CENPROMYPE”, concluyó

El fondo SICA EMPRENDE, Empresarialidad Femenina cubre gastos que se relacionan directamente con la implementación de proyectos de innovación. Las actividades deben relacionarse a acciones de validación comercial en nuevos mercados, validación del modelo de negocio, mejora de productos o servicios, desarrollo de estrategias de mercadeo, desarrollo de capacidad operativa, productiva y servicios de apoyo contable, legal y acompañamiento a la empresaria. Todos los gastos deben estar relacionados con estas actividades.

Este proyecto de apoyo forma parte del eje estratégico de la AGENDA REGIONAL MIPYME que busca mejorar del entorno financiero, facilitar la educación, el diseño y utilización de novedosos mecanismos para que las MIPYMES aborden técnicamente la gestión financiera y el acceso al financiamiento. El proyecto  se alinea con el eje estratégico de Empresarialidad Femenina, el cual desarrolla un instrumento de política regional  para promover el goce pleno de los derechos económicos de las mujeres emprendedoras y empresarias. Las emprendedoras centroamericanas pueden aplicar a los proyectos y programas de apoyo técnico y financiero para que sus negocios escalen de la supervivencia a la rentabilidad de largo plazo.

 

https://sicaemprende.org/emprendedoras-reciben-200-mil-por-innovar-en-sus-empresas-de-la-mano-de-mentores/

 

 

 

Además