eCommerce, la ventana al comercio global

Los avances tecnológicos han permitido el crecimiento de los comercios online, lo que genera una amplia gama de oportunidades para los emprendedoes

 

Por Alex Rodríguez, Carlos Orellana. ARN/UDB

 

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce (electronic commerce en inglés), comercio por Internet o comercio en línea, consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como redes sociales y las páginas web. Esta práctica ha ido creciendo con el pasar de los años y cada vez son más los emprendedores que se van sumando a esta nueva forma de vender sus productos. 

Funciona como una estantería virtual, por medio de un dominio web, se puede mostrar el catálogo de productos con sus respectivas características, los clientes ingresan a la página web, seleccionan los artículos y se procede con el pago, que generalmente se realiza por medio de otras plataformas. 

Según Marcos Pueyrredon, experto en eCommerce, los factores como la cultura cimentada de compras en línea, la penetración de los dispositivos móviles en cada sector de la población y una buena conexión de internet en gran parte del territorio nacional benefician al comercio electrónico en El Salvador. 

Una herramienta para el emprendedor 

La implementación de este instrumento de distribución y venta de producto o servicios por catálogo en línea, colabora de distintas maneras para el crecimiento del emprendedor que quiere dar el siguiente paso, desde un mayor alcance de mercado hasta la reducción de costos.

¿Cuáles son los beneficios de adoptar este modelo de negocio? 

Da mayor alcance

Con el eCommerce, cualquier persona, a nivel nacional o internacional, con una conexión a Internet, puede acceder los productos o servicios de una marca las 24 horas los 365 días del año. 

Lo cual amplía de manera exponencial la presencia de una empresa y, en consecuencia, crece las posibilidades de incrementar sus ventas. Por ello es vital que el usuario tenga una experiencia satisfactoria para acceder a información de los productos, así como diversas opciones de pago. 

Mejora la imagen

Los clientes están modificando sus hábitos de compra usando más las plataformas online. Tener un canal online aumenta las ventajas competitivas de una marca porque ante sus públicos se mostrará como una empresa que está al día con las nuevas tecnologías y será vista como una marca que innova y se preocupa por sus clientes.

Reduce los costos

Abrir un sitio de eCommerce, o una tienda virtual, resulta más económico que una tienda física. De la misma forma, promocionar o anunciar los productos por internet resulta más accesible. 

Este escenario permite que los productos y servicios tengan un precio especial mucho menor en el canal online en comparación con el offline. Por ello, puedes realizar mucho más promociones y campañas para incrementar las ventas.  

Conoces más de los clientes

El eCommerce puede brindar información acerca de los productos más vistos, los más consultados o vendidos y saber el rango de edad del consumidor, clasificar por zona y generar encuestas o sondeos para conocer más o solicitar que ingrese sus datos de contacto por si solicita mayor información de promociones y ofertas. 

Personaliza la atención

Al saber más de los clientes se puede personalizar su experiencia de compra online, por ejemplo, segmentar campañas de mailing en función a su experiencia de compra, ubicación o preferencias. Si un eCommerce tiene una función de inicio de sesión, puede colocar un mensaje de bienvenida que incluya el nombre del cliente. Además, es posible personalizar los productos relacionados y complementarios, de acuerdo con los artículos que el usuario ha visitado o que pueden gustarle.

Además