Choco Organic 7K: Aroma a chocolate 

 En promedio, Choco Organic 7K factura alrededor de trescientos mil pesos al mes. El MICM contrató a un consultor externo para ayudar a Choco Organic 7K a certificarse como producto ciento por ciento orgánico.

Choco Organic 7K

En una de las avenidas principales del municipio de San Francisco de Macorís están las oficinas de Choco Organic 7K, una micro empresa que desde hace cinco años procesa cacao orgánico para suplir a tiendas y supermercados del país.

Además de las bolas de chocolate artesanal que se fabrican en varios tamaños, la empresa también comercializa pedacitos de semilla de cacao tostado o nibs, un alimento rico en antioxidantes, y cáscaras de cacao para preparar té.

Kelvin Acosta, fundador de la empresa, cuenta que su relación con el fruto viene de niño; su padre acostumbraba a llevarlo a las fincas de cacao que tenía para que lo ayudara en sus labores y se familiarizara con todo el proceso.

Supone que su padre lo proyectaba ligado al negocio del producto. Cuando un amigo le enseñó a preparar las bolas artesanales, vio que podía ser una buena oportunidad de negocios, así que empezó a tostar los granos de cacao con un tostador artesanal que diseñó. Luego las molía para hacer las bolitas y venderlas en las calles de Bonao.

La creciente demanda impulsó a Kelvin a comprar las maquinarias necesarias para preparar chocolate artesanal y a contratar más personas para que le ayudaran a acelerar la producción.

Su interés en expandir el mercado, mejorar el proceso de producción e incluir en su catálogo de productos bombones y barras de chocolate, fue lo que le motivó a inscribirse en el proyecto Innóvate, que ejecuta el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM).

Una vez seleccionado, técnicos del Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI) realizaron las analíticas correspondientes para la elaboración del etiquetado nutricional, a cargo del Centro Mipymes de la universidad UCNE.

Además, el MICM contrató a un consultor externo para que la compañía obtuviera el certificado de producto ciento por ciento orgánico.

“Tenemos muchos planes que queremos desarrollar para que el negocio crezca y confío que con el apoyo del Ministerio podremos realizarlo”, dice esperanzado.

Además