Centros de atención para negocios liderados por mujeres, con el apoyo del Gran Ducado de Luxemburgo

Los Centros de Atención a las MIPYMES (CAM) que operan en Centroamérica han sido reforzados para implementar metodología especializadas  para acompañar emprendimientos dinámicos liderados por mujeres, especialmente en la coyuntura de reactivación económica que registra la región por la pandemia.

Entre los principales servicios que las emprendedoras y empresarias MIPYMES tienen a su disposición en dichos centros están: las asesorías empresariales, capacitaciones, vinculación con aliados potenciales o sectores de interés y asistencia técnica especializada. Ada Méndez,  Coordinadora de Empresarialidad Femenina, del Centro Regional de Promoción de la MIPYME (CENPROMYPE), explicó que las asesoras y asesores de dichos centros han sido capacitados  para brindar atención empresarial para mujeres, mediante un  servicio de empresarialidad femenina, apoyado por el Gran Ducado de Luxemburgo.

Estos centros de atención cumplen el propósito de mejorar el desempeño de las unidades productivas lideradas por mujeres, con el objetivo de que sus negocios o empresas sean más competitivas y ellas se encaminen a su autonomía económica en dicho proceso.

Atención especializada

Las personas que están a cargo de formar y apoyar a las emprendedoras en los centros de atención MIPYME adquirieron nuevos conocimientos sobre cómo apoyar en la autonomía económica de las mujeres, la igualdad de género y la no discriminación. En total,   han sido capacitadas 113  personas que brindan servicio de asesoría  pertenecientes a 41 centros de atención MIPYME de seis países de la región, diez de ellos en Guatemala, siete de Honduras, ocho de Costa Rica, 11 de República Dominicana, cuatro de Panamá y uno de Belice.

El programa de formación estaba diseñado para ser dirigido a las mujeres emprendedoras y fue desarrollado a través de tres módulos enfocados en emprendimientos femeninos dinámicos: descubriendo la clientela, validando la clientela y planes de implementación. En este programa participaron 587 mujeres emprendedoras, de las cuales, 497 se graduaron y presentaron sus respectivos modelos de negocios. República Dominicana es el país con más mujeres graduadas, seguido por Costa Rica y Honduras donde se graduaron 148 y 132 respectivamente. En Panamá se graduaron 23 mujeres y en Belice 13.

Luego de haberse capacitado, los centros de atención de Costa Rica, Belice, Honduras, Panamá y República Dominicana implementaron el piloto de servicios de empresarialidad femenina, en donde participaron un total de 26 centros de atención, bajo la coordinación de  autoridades nacionales de la MIPYME que forman parte del directorio de CENPROMYPE. Las y los especialistas también se capacitaron en la elaboración de proyectos para  promover acciones afirmativas para la igualdad de género y acompañaron la entrega del fondo regional de inversión para promover la autonomía económica de las mujeres.

Además