Centroamérica le apuesta a la empresarialidad femenina para reactivar economía de la región

La empresarialidad femenina es una de las apuestas más fuertes de los organismos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), para reactivar la economía de la región, donde el 95% de las empresas son micro, pequeña y medianas, en su mayoría dirigidas por mujeres, cuyos mercados han sido impactados por efectos de la pandemia  covid19. El Centro Regional de Promoción de la MIPYME (CENPROMYPE) ha venido articulando una agenda para mejorar la competitividad del sector, la cual se vuelve prioridad con la inyección de recursos para la recuperación de los negocios, así como en políticas que minimicen la vulnerabilidad de las emprendedoras frente a crisis mundiales que afectan al istmo.

Ada Méndez, Coordinadora de Empresarialidad Femenina, de CENPROMYPE, informó que en la Agenda Regional MIPYME se constituye la ruta crítica para la implementación de las políticas públicas del sector, estructurada por seis ejes (mejora del entorno financiero, emprendimiento, desarrollo empresarial, articulación productiva y acceso a mercados, innovación y desarrollo tecnológico y empresarialidad femenina), para promover la autonomía económica de las mujeres desde el desarrollo de sus emprendimientos.

En Centroamérica, las MIPYMES generan el 54% del empleo y 34% de la producción total de la región, señaló Méndez, al citar el informe “Diagnóstico de la situación de la MIPYME en Centroamérica y República Dominicana”, realizado para CENPROMYPE en 2012. Según ese documento, en El Salvador, un 64% de la micro y pequeñas empresas están en manos de mujeres. En Panamá, más del 57% de las microempresas  están lideradas por mujeres. En el caso de República Dominicana, alrededor de un 45 % de dicho sector es dirigido por mujeres, mientras en Nicaragua, el 55%, cifra similar en Honduras y en Costa Rica, dos de cada 10 empresas son propiedad de mujeres.

Modelo regional de fortalecimiento

David Cabrera, Director Ejecutivo de CENPROMYPE, consideró que el eje de empresarialidad femenina de la Agenda Regional MIPYME es la respuesta estratégica de CENPROMYPE ante la vulnerabilidad de las mujeres y la  desigualdad de género en el acceso a recursos tangibles e intangibles, para el desarrollo empresarial y la autonomía económica de las emprendedoras de la región SICA, con el apoyo del Gran Ducado de Luxemburgo.

Se pretende, dijo que este sea un modelo regional en el que el fortalecimiento de los ecosistemas de desarrollo empresarial impulsen entornos favorables para el escalamiento de los negocios y la autonomía  económica de las mujeres que los lideran. “Tenemos la seguridad de que vamos en la ruta correcta para apoyar la integración de los derechos económicos de las mujeres en los instrumentos de la política MIPYME. Invitamos a nuestros aliados y socios a sumarse para impactar positivamente en el escalamiento de las empresas lideradas por mujeres y en su empoderamiento individual y colectivo”, concretó.

El eje de empresarialidad femenina contempla impulsar reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos, así como acceso a la propiedad, otros tipos
de bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes de cada nación de la región. A la vez, incluye promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las MIPYMES.

Durante el desarrollo del eje de la empresarialidad femenina, CENPROMYPE ha instalado capacidad técnica en 41 centros de atención a la MIPYME en toda la región; la preparado y graduado a 587 emprendedoras en modelos de negtocios; ha otorgado fondos a 215 emprendedoras para invertir en sus negocios; instaló el servicio especial de desarrollo empresarial en 26 centros de atención de la región; y capacitó a funcionarios de los centros de atención MIPYME para desarrollar proyectos de acciones afirmativas.

El Programa Regional para la Promoción de la Empresarialidad Femenina en Centroamérica y República Dominicana se enmarca en el cumplimiento de objetivos de desarrollo sostenible cuyas metas específicas buscan la participación plena de las mujeres en la vida económica, la promoción de políticas orientadas al crecimiento de las MIPYMES y el acceso a servicios financieros.

Además